Implementación didáctica de PowerPoint en la enseñanza del español

ANA LUCINA ACOSTA GALLEGO
Studieskolen. Copenhague, Dinamarca

Acosta Gallego, A. L. (2013) “Implementación didáctica de PowerPoint en la enseñanza del español” en Actas del Encuentro de Profesores de Español en Escandinavia, 2013. Estocolmo: http://www.encuentro-estocolmo.com/actas/implementacion-didactica-de-powerpoint-en-la-ensenanza-del-espanol/

Se sabe que en la enseñanza de lenguas la meta, obviamente, es enseñar. Se busca que la enseñanza motive a los aprendientes, ya que un aprendiente motivado aprende. Se sabe también que para enseñar una lengua extranjera se requiere introducir conceptos un tanto abstractos para los aprendientes, como son los de la gramática, por ejemplo. Como la memoria se basa en conexiones, se recomienda que para efectivizar el aprendizaje se busque generar una conexión visual con los conceptos que hay que enseñar y para ello los profesores hemos contado con ciertas herramientas:

  • La primera de ella y la más tradicional es la pizarra. Una herramienta muy buena, que da una libertad increíble de mostrar de nuestro puño y letra lo que queramos. También es un espacio que nos permite usarla para colgar carteles, ilustraciones, proyectar videos y transparencias. El problema que habría con esta herramienta podría estar en nosotros, los profesores.

    Uno de las complicaciones más típicas es nuestra propia forma de escribir. Unos profesores tienen letra legible, pero es pequeña para que los aprendientes que están más lejos de la pizarra la puedan leer, otros escriben con letra de buen tamaño pero bastante ilegible. En ambos casos, lo que el profesor escribe en la pizarra obliga al aprendiente a descifrar lo que está escrito y esto representa más bien un problema que una ayuda visual. Otra complicación es la manera como usamos el espacio de la pizarra cuando escribimos en ella. Lo común es rellenar la pizarra con notas que después se convierten en un maraña complicada de descifrar y visualmente muy difícil de que los aprendientes la puedan recordar.

    Algunos profesores escriben con letra grande y legible, además de hacer un buen uso del espacio de la pizarra, incluso lo hacen visualmente más dinámico con el uso de ilustraciones. Sin embargo, esto aunque bueno, requiere de tiempo para reproducirlo cada vez que se tenga que introducir, revisar o repasar algún concepto. Sea como fuere que usemos la pizarra, todos llegamos al punto de tener que borrar lo que hemos escrito, dejando a algunos de nuestros aprendientes con la frustración de no recordar lo que estaba allí escrito, especialmente a aquellos que prefirieron prestar atención y no tomar notas, claro.

  • Otra de las herramientas más usadas son los libros que utilizamos como texto guía o material de trabajo en la clase. Si tomamos como ejemplo los libros de gramática producidos fuera de España y en lengua puente, nos encontramos con materiales que, en general, no prestan una buena ayuda visual a la comprensión de los conceptos gramaticales. Muchos de ellos, aunque tratan de generar una conexión visual usando colores o tipos de letra diferentes para resaltar los conceptos o los ejemplos de estos, el resultado es, en muchos casos, un cúmulo de fórmulas casi matemáticas sin o con pocas ilustraciones que no ayudan mucho para que el aprendiente logre entender la implementación comunicativa del concepto que se explica.
  • Las fotocopias se han convertido en una herramienta indispensable, bien para complementar lo que los libros no abarcan o simplemente para dar algo extra a los aprendientes. ¡Claro!, si tenemos la suerte o mejor, la habilidad de tomar fotocopias claras y legibles. Sin embargo, estos ayudantes de papel, pueden llegar a convertirse en un reto logístico para los profesores: las montañas de fotocopias que hay que transportar y conservar, el manejo propio de todas las funciones que ofrecen las nuevas fotocopiadoras, el tener que esperar en fila a que nuestro colega saque sus ejemplares y esperar los nuestros y, lo peor, cuando la fotocopiadora falla y no se tiene ni idea de cómo solucionar el asunto a cinco minutos de empezar la clase.
  • Los equipos modernos, que ya no son tan modernos, como los reproductores de DVD o CD y los proyectores de diapositivas, son un buen apoyo si se cuenta con ellos en el aula. Sin embargo, estos también representan un desafío. En el caso de os CDs y DVDs que se usan como material de apoyo, muchos profesores prefieren llevar consigo todos los ejemplares que poseen para estar seguros de tener el que necesitan, de lo contrario sería necesario disponer de algún sistema para recordar cuál llevar a la clase del día. Y al usarlos en clase, es necesario darle al botón de selección unas cuantas veces para encontrar la pista número 34. Con las transparencias, tener que dejar el aula en penumbras es un de por sí un reto, además de tener que ser unos expertos en coordinación para ponerlas bien, en su orden y evitar, como malabaristas, que estas escurridizas piezas se escapen de las manos y lo dejen a uno como occidental tratando de tomar una sopa de tallarines con palillos chinos.
  • Hoy en día contamos con ordenadores muy rápidos con acceso a Internet que nos abren las puertas a un mar de información y de herramientas digitales. Sin embargo, es un mar que muchos profesores no saben cómo navegar sin hundirse ni ahogarse con el millón de posibilidades que el Internet ofrece. Posibilidades, herramientas digitales que muchas no han sido diseñadas para la enseñanza de lenguas. Esto hace que se tengan que adaptar didácticamente a las necesidades particulares de los aprendientes o que se tenga que recurrir a lo que otros profesores han hecho y, quizás, lo que encontremos no sea exactamente lo que necesitemos.
  • La propuesta

    Hoy en día, es raro el profesor que no haya sido tentado a poner sus notas en una presentación de PowerPoint. También es raro encontrar alumnos que no hayan pensado que habrían podido aprender más leyendo un libro con el tema que lo que el profesor quería mostrar con su presentación. ¿El problema? Presentaciones con diapositivas, llenas texto, con tipos de letra complicada de leer y con una gama de colores que no ayudan a saber lo que el profesor quiere resaltar como realmente importante. Las presentaciones con este tipo de diapositivas son las que le han dado la mala imagen al PowerPoint, generando en el público que las presencia lo que muy folclóricamente Alex Kapterev ha llamado ”Muerte por PowerPoint” 1. Entonces, ¿cómo usar PowerPoint de una manera didáctica y evitar que nuestros alumnos tengan una muerte por nuestro PowerPoint?

    La propuesta que ofrezco es recuperar la confianza en una herramienta de mucha trayectoria y atreverse a integrar PowerPoint como instrumento complementario en el aula, ya que esta es una herramienta dinámica, versátil, bastante fácil de usar y que puede agregar un gran valor a nuestra clase.

    Siguiendo las recomendaciones de Alex Kapterev y de Norman Trujillo 2, y adaptándolas a nuestra necesidad de enseñar y repasar conceptos gramaticales, activar vocabulario y promover el uso oral y escrito del español en clase, se debe tener en cuenta lo siguiente:

    1. Elementos:

    a. Generales: Toda buena presentación debe tener sentido, tener una buena estructura y sobretodo debe ser simple.

    b. Básicos:

      Color: Para los textos y las ilustraciones, lo que mejor da resultado es generar contrastes entre colores oscuros con claros. Lo recomendable es usar entre dos o tres colores para el texto y nunca usar rojo y verde juntos, puesto que los daltónicos no tienen la posibilidad de diferenciar estos dos colores.

      1

      Letra: Se recomienda usar un tipo de letra San Serif, siendo Arial la mejor de ellas, por ser clara y tener una separación apropiada que hace fácil de recordar lo que está escrito.

      Se debe evitar mezclar muchos tamaños y tipos de letra diferentes.

      2

      Texto: El texto que debe contener una buena presentación debe seguir la fórmula del 6 x 7 x 6.

      En la que el 6 habla del número de líneas por diapositivas, el 7 el número de palabras por línea y el 6 el número de diapositivas por minuto.

      Animaciones: Se recomienda evitar aplicar animaciones a textos e ilustraciones que distraigan y confundan con movimientos erráticos. Las animaciones deben ser simples y sólo usarlas cuando sean relevantes.

      Distribución: Se debe cuidar que la presentación no reemplace al presentador de esta. La presentación debe ser solo un apoyo visual y para ello en cada diapositiva las ilustraciones y los gráficos deberá ocupar el mayor espacio y el texto el menor.

    2. Las posibilidades:

    Para la enseñanza de conceptos gramaticales, los autores de la Gramática Básica del Estudiante de Español 3 hábilmente emplean una serie de dibujos, colores y gráficos que facilitan la comprensión de los conceptos gramaticales que exponen. PowerPoint es una herramienta que ofrece la posibilidad de hacer lo mismo con animación, apoyo de videos, audios y enlaces a Internet.

    3

    Ejemplo 1: Se presenta el concepto del verbo "gustar", explicado en la lengua puente, en este caso danés 4, se representa con un dibujo, apoyado por flechas y colores que, animados, resaltan los elementos del concepto para facilitar su comprensión 5.

    En la enseñanza del español L2/LE, se busca siempre promover el aprendizaje y para ello es necesario precisar los conceptos que se enseñan. Con la ayuda de PowerPoint fácilmente se pueden ilustrar y animar ejemplos que se refieren a situaciones reales, situaciones familiares para los aprendientes. De esta manera, cuando un aprendiente quiere aplicar en la realidad el concepto aprendido, es más fácil para este establecer la conexión a través de un ejemplo que le es fácil de recordar porque le es familiar.

    3
    Ejemplo 2: Aquí también se representa el concepto explicándolo en la lengua puente, danés.

    Se representa con un dibujo y un ejemplo, en este caso sobre el clima, tópico frecuente en las conversaciones entre los daneses.

    El gráfico, de la misma manera que la Fundación Sierra Pambley 6 lo hace, ayuda a precisar la idea de "aquí" propuesta por la Gramática Básica del Estudiante de Español 7

    4
    Ejemplo 3: Siguiendo la misma línea del pretérito perfecto se puede usar el mismo tema y la misma forma para explicar el pretérito indefinido. En este caso, tanto el marcador temporal como el gráfico y el verbo son presentados en amarillo, en contraposición al anterior presentado en verde.
    El uso de colores es otro elemento que ayuda a establecer la conexión concepto- aplicación que se busca.

    Para aprender es muy importante mantener la atención del aprendiente. Para evitar que la clase sea monótona, se recomienda, entre otras cosas, integrar herramientas audiovisuales. Joan Ferrés 8 menciona que el uso de material audiovisual es motivador y sirve de estímulo en la expresión, además de ayudar a facilitar el recuerdo de lo enseñado, factor imprescindible a la hora de aprender una lengua. PowerPoint es una herramienta que sirve bien a este propósito, ya que permite incorporar dentro de una presentación archivos de audio y video, así como enlaces directos a los archivos de este tipo en el Internet.

    6
    Ejemplo 4: En este ejemplo, se puede ver cómo en la misma diapositiva se puede mostrar un video al mismo tiempo que se puede revelar el texto de lo que se dice en él. Esto permite focalizar la atención imagen-texto.

    En esta actividad el texto está incompleto, por que el objetivo es que los alumnos completen los espacios en blanco con los verbos que faltan. Luego, poco a poco y en pleno se van revelando las soluciones. Una vez cumplida la activad otra diapositiva tendrá un par de preguntas sobre el video para que los alumnos las contesten.

    Como se sabe, es importante promover en los aprendientes la práctica o el desarrollo de las destrezas comunicativas. El uso de imágenes puede suscitar la participación y la creatividad, además de favorecer a la dinámica de clase. Con PowerPoint se pueden crear diapositivas con imágenes que se pueden reusar y modificar según el objetivo que se busque.

    7
    Ejemplo 5: En este caso una diapositiva con una sola fotografía y algunos datos.

    Podrían ser usados tanto para la producción oral como la escrita.

    Se podría, por ejemplo, dividir la clase en parejas y pedir que a partir de la información, practiquen preguntas y respuestas, que escriban una presentación personal de Terese, la nueva compañera o que escriban un texto describiendo a Terese la antigua compañera, para hacer uso de los pasados.

    89
    Ejemplo 6: PowerPoint permite también editar imágenes de una manera simple.

    En este ejemplo, la idea es presentar una serie de fotos a las que les falta algo, los aprendientes deberán con una sola palabra o una estructura más compleja, de acuerdo con su nivel, discutir lo que creen que le falta a cada fotografía.

    Al final, en pleno, se proyecta cada foto incompleta, los aprendientes presentan sus propuestas y luego se les revela las fotos completas.

    10
    Ejemplo 7: Una diapositiva estática como esta, puede ser usada y reusada para promover discusión o escritura.

    Se podría dividir a los aprendientes en grupos para que usando la frase incompleta la completen con su propias ideas, bien sea teniendo en cuenta todas las fotos o concentrándose en una sola de ellas.

    Conclusión

    Nuestra época se caracteriza por las innovaciones tecnológicas y éstas han determinado un cambio en la forma de aprender y por lo tanto de enseñar. Sin embargo, hay que recordar que la materialización de algunas de las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías depende más de nuestras decisiones y compromisos como educadores que de los avances tecnológicos en sí o de la disponibilidad de medios.

    “Hoy en día, el mundo ofrece a nuestros alumnos tantas oportunidades para desarrollarse intelectual y culturalmente que todo profesor debería prestar especial atención a la realidad social y tecnológica en la que viven sus estudiantes. Participar y aprender cómo es el mundo que nos rodea no es sólo una tarea de los alumnos, ahora mismo y, debido a los continuos cambios e innovaciones, considero que también es una obligación de los profesores” 9.

    No es necesario, sin embargo, que desechemos y olvidemos nuestras herramientas tradicionales, no. Tampoco es necesario que nos convirtamos en expertos en todas y cada una de las herramientas digitales que hay, será suficiente con adoptar al menos una, aquella con la que nos sintamos cómodos y la que se ajuste a nuestro estilo y nuestras capacidades.

    Lo ideal sería que como profesores analógicos, (término usado por Miguel Ángel García Guerra) busquemos seguir sirviendo a las reglas de la didáctica para cumplir con los objetivos que se deben lograr, y combinar nuestras herramientas clásicas y bien conocidas con herramientas digitales, que nos permitan establecer una relación eficaz entre los contenidos y la realidad del uso de la lengua meta.

    PowerPoint es sólo una herramienta auxiliar, pero es una gran herramienta que se debería explotar ampliamente, pues sirve de soporte de lo que se quiere enseñar. En mi caso, siendo una profesora analógica y habiéndome ahogado en el mar de posibilidades de las TICs, después de probar un buen número de herramientas digitales, logré encontrar mi nicho en PowerPoint. Herramienta que me ha permitido entrar al mundo de las TICs con pie más seguro. Y hoy en día, he logrado, poco a poco, integrar otras pocas herramientas en mi clase y la experiencia ha sido enriquecedora y gratificante. Tengo acceso, cuando lo necesite, a material ya adaptado a las necesidades de mis alumnos en algo tan pequeño como una llave de memoria.

    REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

    ALONSO,R., CASTAÑEDA, A., MARTINEZ, P., MIQUEL, L., ORTEGA, J., RUIZ, J. Gramática Básica del Estudiante de Español, Barcelona, Difusión, 2006.

    FERRÉS, J. Cómo integrar el vídeo en la escuela, Barcelona, CEAC, pág. 10 y ss

    KAPTEREV, A. “Death by PowerPoint and Presentation Secrets” : http://www.kapterev.com/eng/

    Los pasados en español, Fundación Sierra Pambley: http://www.slideshare.net/cursospambley/los-pasados-en-espaol?from_search=1

    GARCÍA GUERRA, MIGUEL A. “Profesores digitales vs. profesores analógicos” : http://www.magarciaguerra.com/2009/01/profesores-digitales-vs-profesores-analogicos/

    NOTAS

    1. Profesor de escuela de negocios y consultor de presentaciones. Autor de “Death by PowerPoint and Presentation Secrets” : http://www.kapterev.com/eng/
    2. Consultor académico de la Universidad Nacional de Ingeniería de Managua. Autor de “Criterios técnico-pedagógicos para el diseño, desarrollo y aplicación de materiales educativos multimedia” : http://www.slideshare.net/norman.trujillo/didctica-y-powerpoint
    3. ALONSO,R., CASTAÑEDA, A., MARTINEZ, P., MIQUEL, L., ORTEGA, J., RUIZ, J. Gramática Básica del Estudiante de Español, Barcelona, Difusión, 2006
    4. Es requisito formal pero esperado por los alumnos de los niveles A1-A2 en las academias en Dinamarca.
    5. Ilustración inspirada en el libro GBEE (2006) p. 90.
    6. Presentación Los pasados en español, Fundación Sierra Pambley: http://www.slideshare.net/cursospambley/los-pasados-en-espaol?from_search=1
    7. Ilustración inspirada en el libro GBEE (2006) p. 111.
    8. Ferrès, J. Cómo integrar el vídeo en la escuela. Barcelona, CEAC, p. 10 y ss.
    9. GARCÍA GUERRA, MIGUEL A. “Profesores digitales vs. profesores analógicos” : http://www.magarciaguerra.com/2009/01/profesores-digitales-vs-profesores-analogicos/

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.